Las razones para trasplantar una planta son diversas. Quizás se quedó sin espacio, puede ser por salud o una cuestión de estética.

Lo cierto es que se trata de una práctica que debemos realizar cada cierto tiempo para que nuestras plantas crezcan fuertes y en mejores condiciones. En este post te vamos a aplicar la forma correcta de trasplantar una planta.

Ten en cuenta que se trata de un proceso difícil para la planta, aunque se realice para mejorar sus condiciones, entonces lo más recomendable es hacerlo con sumo cuidado, por eso es importante que conozcas aspectos básicos del proceso y además debes contar con los implementos y materiales adecuados.

El tiempo y el lugar son factores determinantes para el correcto trasplantado de una planta y aquí te lo demostramos.

¿Cuál es la época indicada para ejecutar un trasplante de plantas?

El cuándo trasplantar es determinante para que tu planta se desarrolle saludable. El momento ideal  para trasplantar una planta es antes de que comience a florecer, es decir en plena época de crecimiento.

Cuando ya están en floración no es conveniente trasplantarla, sin embargo hay situaciones en las que se requiere trasplantar aunque la planta tenga flores, por ejemplo, si la compras en una maceta muy pequeña.

Eso sí, procura no hacerlo en temporadas frías para que el riego no la debilite y termine muriendo.

En general la temporada idónea para trasplantar una planta es a finales del invierno o justo cuando comienza la primavera, pero es recomendable que sepas los ciclos de cada planta antes de moverla.

Para darle una nueva ubicación a tus plantas aprovecha las horas del día sin sol para evitar el calor. Los días con mucha nubosidad son los ideales, pero si prefieres al caer la tarde también puedes trasplantar una planta.

Conoce el paso a paso para trasplantar una planta correctamente

Para trasplantar con éxito una planta solo debes seguir estos pasos:

  1. Asegúrate de esterilizar tus herramientas de jardinería para que en el proceso, si alguna planta sufre una herida, no se complique.
  2. Antes de trasplantar una plata es recomendable hacerle un saneamiento general. Revisa hojas y tallos, retira todas las hojas secas y elimina los tallos en mal estado.
  3. Si el cambio será de maceta debes asegurarte que esta sea más grande que la anterior. Recuerda tener la maceta lista con el sustrato adecuado.
  4. Es el momento de extraer la planta. No será fácil si la maceta en la que estaba era pequeña.

Gira la maceta dándole golpes leves en los costados para que la planta salga, si no funciona prueba poniéndola boca abajo con cuidado de no mal tratarla.

  1. Si la planta está en tu jardín y la quieres reubicar te toca excavar alrededor de ella para sacar el cepellón. En esta parte del proceso con seguridad tendrás que cortar algunas raíces.
  2. Si las raíces están muy ajustadas o enredadas del cepellón conviene aflojarlas. Recuerda siempre tener cuidado de no dañar la planta.
  3. El paso final es colocar la planta en su nuevo espacio. Asegúrate de cubrirla con sustrato mezclado con abono orgánico, suficiente para que sus raíces queden totalmente bajo tierra.

Luego riega el lugar para que la tierra a su alrededor se humedezca tanto como lo necesite. En un par de día estará adaptada a su nuevo espacio.

En conclusión, la planta te dará pistas si necesita ser trasplantada, por ejemplo, si está en una maceta y necesita más espacio sus raíces se asomarán por la parte inferior del envase para avisarte que tienes que trasplantarla.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies