El césped artificial o césped sintético, es un material industrial que se parece al césped natural pero es fabricada con materiales sintéticos. Actualmente es muy frecuente su uso, mayoritariamente se utiliza en terrenos deportivos en los que antiguamente había césped natural.

El césped en los años 60 y 70

La primera césped artificial se utilizó en 1965, cuando fue instalada en el estadio Astrodome, construido en Houston, Texas. [1] El producto se hizo popular y su uso llegó a ser extenso en los años 70. Fue instalado en estadios cubiertos y también en estadios al aire libre, utilizándose para campos de béisbol y el fútbol americano, se utilizaba en EEUU y Canadá.

Los estadios se construían muchas veces cubiertos, lo que les obligaba utilizar el césped artificial. Cuando los estadios se convirtieron en espacios multidisciplinares, lo que exigía la instalación de un pavimento simétrico. Algunos estadios al aire libre apostaron para jugar en superficies artificiales, lo hicieron debido al coste del mantenimiento.

Las décadas de los años 80 y 90

En la década de 1980, algunos clubes de fútbol de Europa instalaron césped artificial en sus estadios. Otros clubes césped artificial cogió mala reputación entre los jugadores y los aficionados, esta mala reputación fue creada para que el césped no era especialmente diseñada para el fútbol.

En aquellos años el césped artificial era más dura que el césped natural. En los años 80 y 90 se afirmaba que el césped artificial causaba más lesiones y más graves que el césped natural. El uso del césped artificial fue prohibida por la FIFA, la UEFA y muchas otras asociaciones nacionales de fútbol. Así que todos los clubes instalaron el césped natural en sus estadios.

Pero el césped continuó su importante desarrollo, las tecnologías relacionadas continuaron desarrollándose, aparecieron nuevas fibras, nuevos materiales. La labor de investigación y desarrollo fue intensa y con éxitos parciales, pero la gran revolución se produciría a principios de esta década.

Su historia en el siglo XXI

A principios del siglo XXI, las superficies artificiales se desarrollaron más al perder reputación, usaron arena y caucho para mejorarla. Este desarrollo lo llamamos “nueva generación”, o “tercera generación” de césped artificial. Son superficies indistinguibles del césped natural desde cualquier distancia.

Muchos clubes que usaban el césped artificial han instalado el césped artificial para instalaciones de entrenamiento o para categorías inferiores, mientras que algunos clubes que seguían con el césped natural están indecisos de si mantener el césped natural o no. Las instituciones gobernantes del fútbol, ​​ayudando a mejorar el deporte de los clubes europeos en encontrar la mejor superficie para jugar y reducir los costes de mantenimiento está adaptando el césped artificial como una superficie adecuada desde 2005. [2]

Calidad del césped artificial para el fútbol

La Federación Internacional ha publicado un césped estándar, una vez el producto ofrezca unas cualidades y garantías adecuadas, teniendo en cuenta: el bote de la pelota, la rodadura de la misma, la capacidad de absorción de los impactos, la resistencia al esfuerzo de torsión … Prácticamente homogénea a las cualidades del producto: peso de fibra, peso total, alturas o composiciones de las fibras dejan de ser importantes en el desarrollo del juego.

Actualmente el césped que se utiliza es polietileno con fibras de más de 5 cm. de largo. La manta se compone de una una capa de 4 cm. de gránulos de tierra y de caucho, que mantiene las fibras verticales. La mayoría de césped artificial para los campos de fútbol utilizan esta tecnología aprobada por la FIFA.

Dependiendo del fabricante, encontramos diferencias: pequeñas variaciones de altura, en la forma de la fibra, en su peso o densidad …

El importante esfuerzo en las investigaciones de estas cualidades dará fruto en el futuro para hacer mejoras en el producto.

otros usos del césped

Desde los años 90 el uso del césped artificial se extendió a la economía doméstica, además de que la plantación de césped natural requiere trabajo y esfuerzo para una correcta conservación; también requiere un gran consumo de agua. Este hecho ha provocado la aparición del césped artificial.

El césped artificial requiere menos coste económico, y da una belleza muy similar al del césped natural.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies